Vivian Maier: la niñera y la fotógrafa.

By enero 15, 2014 Artículos

Vivian-Maier

Vivan Maier, fue una fotógrafa norteamericana aficionada que trabajó como niñera en Chicago durante cuatro décadas.

Imagínate que tomas más de 100.000 fotos durante tu vida. Que estas son de una belleza extrema pero tu humilde clase social no te permite revelarlas. Esos 100.000 negativos se venden en una subasta a un estudiante que cree poderlos usar como ayuda en un libro sobre su barrio en el que está trabajando, pero los desestima y sube algunos a internet para venderlos. Se fija en ellos Allan Sekula, crítico y historiador de fotografía y rápidamente se hace con ellos porque son todo un tesoro. Cuando encuentran a la autora de esas magníficas fotografías, ya es demasiado tarde…

Fue una niñera que murió sola y pobre en 2009 y que durante toda su vida se dedicó a fotografiar las calles de Nueva York y Chicago, como aficionada sus gentes y especialmente a las clases más bajas. Sus fotos tomadas en los 50s y 60s están cargadas de talento e intención. Ella era una niñera más, una que trabajó con abnegación y paciencia, oculta y descuidada, durante cuarenta años en Chicago. La cuestión es que en sus ratos libres, esta mujer sacrificada también sacaba fotos. Nadie supo nunca qué hacía con ella con su tiempo de descanso hasta que, en 2007, un hombre que quería reconstruir la historia de su barrio, encontró una caja. Más que caja, había encontrado un tesoro.

¿Qué escondía el tesoro? Miles de negativos con escenas callejeras tomadas por la niñera en Chicago y en Nueva York. Fotos que ahora son la nueva sensación del mundo fotográfico de Estados Unidos y que inspiraron una gran avalancha de libros, documentales y biografías en torno a su figura. ¿Quién era ella? Ella era una simple niñera que pasaba las horas retratando el mundo marginal de su época. Lo que veía en la calle. Lo que la conmovía.

Imagínate que tomas más de 100.000 fotos durante tu vida. Que estas son de una belleza extrema pero tu humilde clase social no te permite revelarlas. Esos 100.000 negativos se venden en una subasta a un estudiante que cree poderlos usar como ayuda en un libro sobre su barrio en el que está trabajando, pero los desestima y sube algunos a internet para venderlos. Se fija en ellos Allan Sekula, crítico y historiador de fotografía y rápidamente se hace con ellos porque son todo un tesoro. Cuando encuentran a la autora de esas magníficas fotografías, ya es demasiado tarde… esa es la historia de VIVIAN MAIER.

 

Datos curiosos:

  • Pasó su infancia entre Francia y Estados Unidos.
  • Hacia 1930 su padre abandonó a su madre y a ella.
  • vivieron una temporada con una pionera de la fotografía, la surrealista Jeanne J. Bertrand. Es posible que ahí naciera su interés y su vocación.

Tomado de: http://goo.gl/xG8HnR

Deja un comentario