Si a una empresa y un modelo en particular debemos agradecerle la posibilidad de capturar fotografías digitales es a la Sony Mavica. Inicialmente fue una cámara electrónica, cuyo prototipo fue visto en 1981 y cuyo modelo comercial solo fue conocido casi una década después, en 1990.

El primer modelo de la Sony Mavica tenía como novedad la capacidad de usar una especie de disquetes llamados Mavipack 2.0 o Video Floppy Disks, adaptados especialmente para grabar imágenes (incluso video de muy baja resolución).

Este modelo constaba de un sensor CCD, el cual producía una señal análoga NTSC de una resolución de 570 x 490 pixeles, algo realmente muy bajo comparado con las cámaras actuales. Por lo demás, contaba con opciones básicas automáticas de las cámaras compactas: balance de blancos, foco, iris y flash incorporado.

La Sony Mavica es considerada una cámara electrónica, sin embargo se considera la pionera de la era digital en este campo, precisamente por la inclusión de un soporte electromagnético que almacenaba en imágenes en pixeles sin hacer uso de un rollo fotográfico.

Sony continuó con la serie Mavica, lanzando varias versiones digitales durante la década de los noventas y principios del 2000, usando para almacenar las imágenes disquetes corrientes 3.5″ y CD-R de 8 cms en versiones posteriores.

Mavica y todos sus modelos se discontinuaron a principios de 2000 y fue reemplazada por la Cyber-Shot que ya usaba memorias SD, y cuyo primer modelo surgió en 1996. También nacería la serie Alpha, más profesional y que hoy en día es considerada una de las mejores cámaras para ejercer la fotografía como profesión

Escrito por: Cristian Vanegas

Fuente: El Paskin

Deja un comentario