Romper el Tabú de la belleza

By mayo 16, 2013 Artículos

Vivimos en una sociedad que hace un culto a la belleza cada segundo, estamos sumergidos en una burbuja donde lo natural no vale; donde la piel debe verse igual a pesar de los partos, de los cambios hormonales, del paso de los años; el cuerpo que nos han vendido los medios es el irreal y plástico de las muñecas con las que antes jugabamos. Vemos con frecuencia como muchas mujeres, aunque no sean familia, se parecen, porque modifican su apariencia guiadas por el mismo modelo.

Nos han vendido que valemos o gustamos por el tamaño de los pechos; o por lo redondeadas y llenos que estén nuestros traseros, mientras más grandes mejor; y en base a esta teoría se han desarrollado series de televisión de alto rating y aceptación del público como la famosa serie colombiana “Sin tetas no hay paraíso”, que detallaba la triste historia de jóvenes que vendían su cuerpo a los mafiosos y que sólo podían escalar si tenían tetas, por lo que apostaban sus vidas a cambio de unos implantes, aunque fueran de mala calidad, o por un “médico” de mala muerte.

Esta historia pone en evidencia lo que las mujeres están dispuestas a hacer por tener el pecho que la sociedad exige para verse atractivas, situación que nos pone en estado de alerta cuando vemos que en la vida real, estos implantes podrían traernos consecuencias graves a nuestra salud, como un cáncer. Esta enfermedad no se relacionaba con los implantes hasta hace poco, al salir a la luz pública el caso de la alarma sanitaria surgida por implantes mamarios defectuosos fabricados por una firma francesa ya inexistente Poly Implant Prothese (PIP), que entró en bancarrota en 2010 después de que se hallara silicona industrial en algunos de sus productos.

Fuente Fotografias: KienyKe

Fuente: Rexpuestas

Deja un comentario