Las 3 claves de la fotografía de retratos

La fotografía de retratos va más allá de inmortalizar un rostro; se trata de capturar la esencia y personalidad de una o varias personas, valiéndose de pocos elementos. En primera instancia, esto podría parecer un reto, pero con la idea y la técnica adecuadas puede llegar a ser un trabajo más sencillo de lo que parece.

A continuación, te hablaremos sobre qué debes tomar en cuenta a la hora de realizar este tipo de fotos. ¡Sigue leyendo!

¿Qué hay detrás de un buen retrato?

Si bien no es una tarea que se puede catalogar como “sencilla”, para incursionar en la fotografía de retratos y obtener resultados con calidad profesional, es necesario comenzar por tomar en cuenta tres aspectos importantes:

La intención

Lo primero a tomar en consideración a la hora de tomar esta y cualquier otro tipo de fotografía es la intención, pero esto debe ir más allá de lo obvio: no solo se debe definir el tipo de retrato que se desea conseguir, sino el sentido del mismo, su finalidad. Para ello, debes conocer a tu sujeto y, con base en lo que descubras, puedes valerte de la pose, la locación, el decorado y el vestuario, entre otros elementos, para codificar la esencia del sujeto que vas a retratar.

La iluminación

Contrariamente a lo que puedas creer, el sujeto no es el único protagonista del retrato: también lo es la luz. Por ello, e independientemente de que trabajes con una fuente natural o artificial, la iluminación puede potenciar tu intención, lo más importante es que controles el espacio lumínico (de luz) y volumétrico (de sombras) que quieras generar en el sujeto. Uno de los esquemas más populares para este tipo de fotografía es la iluminación Rembrandt.

La objetivo

Cualquier cámara puede servirte para tomar este tipo de fotografía, pero el secreto está en la óptica que escojas. Preferiblemente, debes trabajar con objetivos de focal fija para conservar una distancia focal concreta (y correcta) y, así, evitar perder la especialización. Entre este tipo de objetivos te recomendamos hacer tus retratos con una 50mm, pues esta lente te permitirá conseguir una imagen lo más parecida a aquello que el ojo humano entiende por “realidad”.

Esperamos que, después de haber leído esta nota, tengas las nociones básicas de lo que necesitarás para iniciarte en la fotografía de retratos.

También te puede interesar: 5 consejos para fotografiar la luna

Por: Kristina Gutiérrez Romero

Deja un comentario