El dispositivo es un prototipo de laboratorio de revelado. Su diseño es sencillo y compacto. Consta de un tanque revelador, tres soportes de botella para los químicos (revelador, fijador y blanqueador). Tiene una pantalla que muestra el nombre del paso y un contador.

El invento del diseñador industrial, Thomas J Müller, responde a los requerimientos actuales de la fotografía; la fotografía analógica se está volviendo más popular al mismo tiempo que los servicios de películas profesionales siguen desapareciendo. Todavía existe una sensación innegable en las imágenes analógicas que hace que valga la pena preservarlas en una era digital.

La única alternativa que hay ante ese panorama es intentar realizar los revelados de las películas fotosensibles en el hogar, lo cual consume mucho tiempo y no es lo suficientemente confiable, especialmente cuando se trata de negativos en color.

El laboratorio diseñado por Müller calienta con precisión tanto la película como los productos químicos y hace innecesaria una habitación oscura y voluminosa.

El prototipo consiste en base con elementos de calefacción, la interfaz de usuario, tres botellas claramente etiquetadas y un tanque desarrollador. La película se puede colocar dentro del tanque durante la luz del día y se enrolla automáticamente en un carrete dentro, lo que simplifica tremendamente el proceso de revelado.

El concepto de Müller es sencillo. El fotógrafo sólo debe colocar el inicio del rollo en el carrete del tanque. Una vez insertado, el tanque enrolla el rollo fotográfico automáticamente. Tras este paso, se corta y separa la película y arranca el proceso de revelado. Los químicos quedan a la temperatura correcta, así que tan solo se debe elegir el tipo de revelado que se va a hacer, poner los químicos en orden y esperar a que el proceso se complete.

A continuación se explican los procedimientos, del revelado de negativos, que se simplifican y mejoran con el novedoso diseño de Müller:

  1. Revelado en el hogar: ante el gran costo de los equipos profesionales, la mayoría de los fotógrafos que continúan haciendo fotografía análoga confían en soluciones baratas. Por ejemplo, una de las tareas más difíciles es calentar con precisión los productos químicos,  lo cual se hace con mayor frecuencia en una estufa, es poco confiable e inconveniente.

Además, el tanque que contiene la película debe mantenerse caliente y agitado continuamente durante todo el proceso.

  1. Pasar la película al carrete: poner la película dentro del tanque revelador debe hacerse en completa oscuridad. Para asegurarse de que no llegue luz a la película sensible, debe completar la tarea dentro de una habitación perfectamente oscura o dentro de una bolsa gruesa en desarrollo.

Para solucionar este y otros inconvenientes Müller se enfocó en:

  1. Un prototipo rápido: para evaluar las ideas de calentar y dirigir los líquidos, se usaron prototipos simples, esto permitió basar la experiencia del usuario en comentarios inmediatos y varias interacciones.
  2. El desarrollo de una Interfaz: para obtener un resultado de alta calidad, la interfaz guía al usuario durante todo el proceso. También proporciona una base de datos con variables preestablecidas de tiempo para películas comunes, así como la posibilidad de crear ajustes preestablecidos personalizados.
  3. El sistema de calefacción: los productos químicos se calientan con elementos de cobre que conducen el calor desde la estación base a las botellas, sin cables. Los datos necesarios se transfieren a través de contactos.
  4. Un proceso de digitalizado: después de haber desarrollado una película negativa, se puede escanear y llevar a un flujo de trabajo digital. El escáner también incluye un cuchillo integrado para permitir un fácil almacenamiento.
  5. Un proceso de fabricación sencillo: las piezas de plástico están diseñadas para el moldeo por inyección, una dirección magnética garantiza una temperatura uniformemente extendida de los productos químicos para obtener medidas exactas.

Para entender a mayor profundidad el estilo y la propuesta del diseñador, a continuación se presentan algunas síntesis de otros proyectos desarrollados por Müller:

  1. Termómetro IR

El peligro de quemarse está constantemente presente en muchas industrias, desde el mantenimiento industrial hasta el trabajo de fontanería y fundición. Hay tres escenarios que presentan un daño a los trabajadores que están cerca de materiales con las altas temperaturas: ardor de contacto, temperaturas peligrosas y mal funcionamiento.

Para evitar lesiones, una posible solución es un “ir-termómetro portátil” que los trabajadores en áreas peligrosas pueden usar durante su trabajo diario. Al ser parte del equipo de protección personal, debe integrarse perfectamente en el flujo de trabajo y ser fácil de usar en cualquier situación.

  1. Llevar objetivos al aire libre

Debido a la dificultad que existe en portar y cambiar objetivos al aire libre, se diseñó un producto que soluciona este problema; un portalámparas que puede acoplarse a la correa para el hombro de las mochilas. Colocado donde puede ser usado fácilmente, no interferirá mientras el fotógrafo se desplaza o camina entre arbustos.

El prototipo del dispositivo está pensado para permitir un cambio de objetivos fácil y rápido, pero también los protege de forma segura para evitar el desbloqueo accidental. Cuando no está en uso, se mezcla con su equipo y agrega poco peso y volumen.

  1. Instrumento de madera

¿Cómo se ve un instrumento nuevo y qué pasa si tiene que estar hecho de 96% de madera? El resultado es un cruce entre un xilófono y un teléfono de marimba, diseñado para estar en una mesa. Presenta cuatro tubos de madera sobre los que se colocan cuatro placas de sonido. Las placas se lijaron individualmente para producir una cierta frecuencia cuando se las sometió a vibración.

  1. Grifo de agua

Mora es un fabricante sueco de grifos de agua. Para una cartera de próxima generación, buscaban un nuevo enfoque para expresar el lujo acuático escandinavo, tanto en estética como en experiencia.

Con un gran legado en la fabricación tradicional, se eligió un enfoque de diseño minimalista centrado en la expresión de la emoción visual a través de la forma y el disfrute. Mejorar los rituales diarios ha sido la frase clave durante el proyecto, centrándose en la simplicidad y la comodidad.

Escrito por: Diego Lagos Penagos.

Deja un comentario