La FinePix XP130 ofrece la protección contra polvo, agua, golpes y bajas temperaturas que su antecesora, la FinePix XP120, ya tenía. Adicionalmente, es compatible con la tecnología Bluetooth y cuenta con un nuevo nivel electrónico.

La nueva integrante de la familia XP de cámaras compactas diseñadas para aventureros puede “transferir automáticamente las fotografías a dispositivos móviles mediante un sencillo registro de emparejamiento” y “sincronizar la información de ubicación y horaria desde el dispositivo para incorporarla a las imágenes”, según Fujifilm.

El nuevo dispositivo ofrece protección contra el polvo, el agua (sumergible hasta 20 metros), los golpes (hasta 1,75 metros) y las bajas temperaturas (hasta -10 ºC); un nivel electrónico, particularmente útil cuando desea capturar un sujeto horizontal; una función de detección de ojos que ayuda a capturar retratos más fácilmente; el modo Cinemagraph, para producir imágenes fijas con elementos móviles; disparo en ráfaga de hasta 10 fps; entre otros.

Por otra parte, hay características que se heredan de la XP120, como el sensor CMOS retroiluminado de 1/2,3 pulgadas y 16,4 megapíxeles de resolución, la óptica Fujinon con un zoom 5x (28-140 mm) y una pantalla LCD de tres pulgadas y 920.000 puntos.

El cuerpo de la cámara también es muy similar al de su antecesora; sus líneas están pensadas “para que sea fácil de usar en actividades al aire libre, ya que se puede sujetar con firmeza con una sola mano y tiene un mecanismo de bloqueo doble para el compartimento de la batería”, tiene un peso de 207 gramos (7 por encima de la XP120).

La cámara estará disponible en colores blanco, plateado oscuro, amarillo, lima y azul.

Escrito por: Diego Lagos Penagos

Deja un comentario