El Flash electrónico una herramienta que no puede faltar.

By marzo 6, 2014 Artículos

herramienta_para_laluz

El flash es un dispositivo que se utiliza para aportar iluminación artificial a la escena, gracias a él podemos realizar fotografías cuando la luz disponible es insuficiente, como ocurre por ejemplo de noche o en interiores.

Sin embargo el flash no se utiliza solamente en situaciones de poca luz. También es utilizado con frecuencia como fuente de iluminación complementaria en exteriores, con el objeto de rellenar las sombras que produce la luz ambiente.

El flash es asimismo una herramienta imprescindible en la fotografía de estudio. En esta rama de la fotografía se trabaja con un control total de las condiciones de iluminación, siendo habitual el uso de esquemas en los que se emplean varios flashes.

En este artículo vamos a explicar cómo funciona un flash y las características de la luz que emite.

Funcionamiento del Flash

Todos los flashes están formados por dos componentes principales: el generador y la antorcha.

El generador es un conjunto de circuitos electrónicos cuya función es proporcionar alimentación eléctrica a la antorcha. Su principal pieza es el condensador, que acumula una gran cantidad de energía eléctrica procedente de las baterías o de la fuente de alimentación. En el momento del disparo, el generador es capaz de descargar su energía en un tiempo muy breve.

Después de utilizar el flash es necesario cargar nuevamente el generador, con objeto de que el flash esté listo para el siguiente disparo. El tiempo que tarda en cargarse el generador se conoce como tiempo de reciclado y su duración es diferente en cada flash. En el caso de flashes alimentados por baterías, el tiempo de reciclado dependerá además del nivel de carga de las baterías.

La mayoría de los flashes se pueden disparar aunque el generador no se encuentre completamente cargado. Esto puede causar errores en la exposición, ya que en este caso la intensidad de la luz es menor, y las imágenes pueden quedar subexpuestas.

La antorcha es un tubo lleno de gas xenón, con electrodos en cada extremo y una placa de metal en el centro. Cuando se dispara el flash, la corriente procedente del generador circula por el interior del tubo, de esta forma se excitan los átomos del gas xenón que se ioniza, produciendo un destello rápido y brillante.

En los flashes portátiles, el generador y la antorcha se encuentran integrados en un único aparato. En el caso de flashes de estudio, existen también modelos en los que el generador y la antorcha están separados, utilizando así un único generador para proporcionar energía a varios flashes.

Características del Flash y la luz emitida

El flash emite una luz que tiene las siguientes características:

  • La duración del destello es muy breve (1/1000s o menos). Esta es la principal diferencia con la luz ambiente (que es continua), y determina la forma en la que controlamos la exposición cuando iluminamos con flash.

  • Tiene temperatura de color similar a la de la luz del sol (5.600K). Esta característica se debe tener en cuenta cuando combinemos la luz del flash con otras fuentes de iluminación. En ocasiones nos puede interesar poner filtros sobre el flash para modificar su temperatura de color.

  • El flash produce una luz dura. Sin embargo, es habitual utilizar accesorios como paraguas y cajas que modifican la calidad de la misma.

  • La intensidad de la luz se reduce muy rápidamente a medida que separamos el flash del sujeto fotografiado, recuerda que la intensidad de la luz disminuye de acuerdo con la ley inversa del cuadrado. Esto quiere decir que si se dobla la distancia del sujeto con respecto al flash, el nivel de luminosidad se reduce a la cuarta parte. Este factor habrá que tenerlo muy presente a la hora de controlar la exposición cuando iluminamos con flash.

Fuente: http://goo.gl/aHqVgS

 

Deja un comentario