derechos de autor Foto: Cristian Vanegas / www.cafelectrico.com

Foto: Cristian Vanegas / www.cafelectrico.com

Muchas veces como fotógrafos, al momento de publicar nuestras fotografías o de ceder sus derechos de uso, no tenemos en cuenta hasta donde llegan nuestros derechos de autor, como creadores de conceptos visuales. Por esta razón, es necesario tener en cuenta algunos elementos en nuestros contratos de cesión de derechos, hasta donde pueden llegar nuestros clientes a explotar nuestras imágenes y nuestro nombre, y qué elementos podemos o no utilizar en nuestras composiciones.

Para tener claridad en derechos de autor para los fotógrafos, aquí presentamos algunos detalles a tener en cuenta.

Derechos de autor que no se pueden ceder y vender

Este es un punto importante en cuanto a derechos de autor para fotógrafos. En muchas ocasiones los clientes presentan en sus contratos una cláusula en la cual el fotógrafo renuncia a la autoría de las fotografías. En este caso, hay que tener claro que el derecho a mantener la autoría de una obra es irrenunciable, es decir que, aunque vendas los derechos de uso de imagen, la autoría seguirá siendo de quien realizó la fotografía.

De igual forma, aunque la imagen haya sido cedida para su explotación, no puede prohibirse al autor de usar dicha imagen para uso propio como, por ejemplo, en su propio portafolio. Así que si en un contrato te prohiben hacer uso de tus propias fotografías, es mejor aclarar dicho punto, ya que no puedes renunciar a dicho derecho. Además impacta negativamente en tu labor, ya que tu portafolio es tu carta de presentación.

Imagen: http://www.fotografiaesencial.com/

Imagen: http://www.fotografiaesencial.com/

Debes tener cuidado al ceder los derechos de imagen

En muchas ocasiones, al presentarte por ejemplo en un concurso, en sus bases cedes los derechos de uso de las imágenes sin restricciones a los organizadores. Si no lees detenidamente esta cesión, los organizadores podrían usar a su antojo e incluso vender dichas imágenes a otras empresas u organizaciones.

Lo mejor es revisar hasta qué punto cedes los derechos de autor cuando participas en convocatorias. En este caso, lo máximo que deberías permitir es que sean usadas para fines del propio concurso o de la organización. Y que ese sea el límite, y si hay más cesiones, mejor no participes.

Publicar en redes sociales «libera» tus fotografías para uso público

Si tienes una fotografía muy preciada, que consideras que no debe ser de dominio público, entonces no la publiques en redes sociales. Aunque tienes todo el derecho a exigir a un usuario de red social que no publique tu fotografía, este tampoco tiene la obligación de no hacerlo, ya que algunos contratos digitales (como por ejemplo en Facebook) aclara que tus imágenes son, de hecho, de dominio público. Puedes exigir compensación solo si esta se usa comercialmente.

La mejor opción es publicar tus imágenes en repositorios y redes que si protegen tus derechos como Flickr y 500 pixeles.

Los derechos de autor de una fotografía o video siempre pertenecerán a quien los crea

Como lo dijimos con anterioridad: no puedes renunciar a la autoría de tus creaciones, así que si alguien usa tus fotografías, tienes el derecho a exigir compensación por su uso.

Recuerda, y lo repetimos porque es muy importante tenerlo en claro: lo que cedes es el derecho a usar tus imágenes, no la autoría de ellas. De igual forma, para que el cliente no te restrinja el uso de tus imágenes, especifícalo en el contrato.

En fotografía de estudio, la o el modelo no goza de derechos de autor

Puedes cederle derechos para que haga uso de las fotografías en su portafolio, por encargo o porque te ayudó a cumplir con el objetivo, digamos que eso sería lo justo. Pero debes tener en cuenta que, en estos casos, los derechos de autor de las fotografías te pertenecen a ti y no a la o el modelo.

Sin embargo, para curarte en salud, antes de realizar las fotografías hazle firmar un consentimiento ya que, aunque no puede reclamar la autoría de las fotos, si puede restringir su uso, puesto que cada persona es dueña de su propia imagen.

Si es creación colaborativa, los derechos de autor se comparten entre todos los participantes

En el caso de video, o en una sesión de fotos muy elaborada, los derechos de autor son compartidos por todos los participantes. Sería bueno darles el crédito en tu portafolio. Realiza una buena consulta al respecto, ya que la propiedad de cada uno de los implicados puede diferir.

Ten cuidado con los elementos que usas en las imágenes

Recuerda que algunos elementos, como productos, joyas y elementos arquitectónicos ya cuentan con una autoría y algunos cuentan con una restricción de uso de imagen. Fotografíar un elemento protegido por derechos de imagen es como reproducirla. Así que lo mejor es vigilar en cada una de tus tomas qué elementos usarás y revisar si existen restricciones al respecto. Si es posible, puedes pedir un permiso para el uso de imagen de dichos productos en tus fotografías. De este modo te blindas de una posible demanda.

¿Tienes alguna duda relacionada con los derechos de autor para creadores de imagen? Cuéntanos en los comentarios.

Este artículo está basado en un texto publicado en http://www.xatakafoto.com/.

Deja un comentario