Con Eye-Fi Mobi podremos transferir nuestras fotos via WiFi.

By diciembre 12, 2013 Artículos

650_1000_Eye-Fi

 

Las tecnologías que nos permiten comunicarnos de forma inalámbrica forman parte indisoluble de nuestro día a día. A todos nos suenan siglas como LTE, 3G, UMTS, NFC o WiFi debido a que describen algunas de las modalidades de comunicación o conexión inalámbrica de los dispositivos que utilizamos habitualmente.
Lo más curioso es que gracias a soluciones como las tarjetas Eye-Fi Mobi podemos dotar a dispositivos que carecen de conectividad inalámbrica de un enlace WiFi. No obstante, estas tarjetas SDHC no sirven para cualquier aparato; de hecho, han sido diseñadas específicamente para convivir con nuestras cámaras fotográficas.

WiFi: muchas ventajas, ningún inconveniente
Durante los últimos meses hemos presenciado que algunos fabricantes de cámaras han optado por integrar una controladora inalámbrica en muchas de sus propuestas. Sony, Panasonic y Samsung son solo algunos de ellos. Incluso los «pesos pesados» de este sector, como Canon y Nikon, que parecen evaluar cada paso que dan con una cautela extrema, se han animado a dotar a algunas de sus cámaras avanzadas de esta prestación.
En un plazo de tiempo no muy dilatado todas las cámaras de fotos incorporarán WiFi, de la misma manera que buena parte de los televisores que se venden actualmente lo tiene, cuando hace poco más de un año era un extra que exigía la compra de un accesorio. Pero es evidente que el parque de cámaras actual está copado por modelos que carecen de esta funcionalidad. Este hecho es, precisamente, el que da sentido a propuestas como las tarjetas Eye-Fi Mobi.

650_1000_Eye-Fi2

Colocando una de estas tarjetas en el interior de nuestra cámara fotográfica podremos transferir las instantáneas que hemos tomado a nuestro smartphone o tableta de una forma rápida y sencilla. De hecho, utilizar esta modalidad de enlace WiFi es habitualmente más sencillo que usar la conexión inalámbrica integrada en las cámaras de fotos.

Para sacar partido a estas tarjetas solo tenemos que capturar nuestras fotos o vídeos, instalar la aplicación de Eye-Fi en nuestro móvil o tableta (está disponible para iOS y Android) e iniciar esta última herramienta. Cuando lo hagamos, la aplicación localizará la red inalámbrica que está siendo servida por la tarjeta SDHC desde la cámara, y se conectará directamente a esta mediante un enlace ad-hoc para permitirnos transferir nuestros ficheros de una forma prácticamente automática.

Es evidente que estas tarjetas resultan muy apetecibles para dotar de WiFi a cualquier cámara que carezca de esta interfaz de conexión. Y los nuevos productos de Eye-Fi tienen muy buena pinta, aunque son algo caros. El modelo de 8 gigabytes tiene un precio de 42 euros, el de 16 gigabytes cuesta 62 euros, y la tarjeta SDHC de 32 gigabytes asciende a 82 euros. Si, aun así, quieres hacerte con una de ellas, puedes comprarla desde hoy mismo en algunas plataformas de venta on-line, y dentro de poco también estarán disponibles en las grandes superficies comerciales.

Fuente:
http://goo.gl/zLCIvr

Deja un comentario