Chorro de Quevedo: el corazón de Bogotá

Chorro de Quevedo

Bogotá ha sido receptora de incontables personas de distintas ciudades y nacionalidades, la mayor parte de ellas se han identificado con algo en específico: caminar por las calles de la Candelaria hasta llegar al corazón de Bogotá, el Chorro de Quevedo.

Si hablamos del Chorro indudablemente hay que hablar de la Candelaria y sus construcciones coloniales, pues para muchos pasear y recorrer el centro de Bogotá resulta sentir una conexión directa con el pasado y la historia, con los colores y la cultura de Colombia que permanece tatuada en las paredes del lugar casi como queriendo contarse a los 4 vientos.

Sin duda alguna, si se pasa un día recorriendo museos y tomando fotografías en la Plaza de Bolívar, lo que le puede garantizar felicidad completa es terminar el día sentado en la fuente del Chorro de Quevedo tomándose una fría y deliciosa jarra de chicha.

Te puede interesar: Los mejores museos gratuitos de Bogotá.

¿Qué hacer en el Chorro?

Ahora bien, pese a que la historia del lugar tiene un peso fundamental en las constantes visitas turísticas, más allá de la controversia de si el Chorro fue o no el lugar donde se fundó la capital del país, existen otro tipo de cosas que lo han convertido para muchos en el corazón histórico de Bogotá.

En el Chorro de Quevedo se organizan espacios culturales repletos de diversidad. Los viernes en la noche se organizan grupos de cuenteros (personas que tienen la fluidez para contar historias graciosas y entretenidas), músicos, bailarines, cantantes y varios artistas urbanos.

Además, asistir un sábado en la noche, y pasar un tiempo reunido alrededor de la rustica y emblemática fuente, bebiendo chicha y riendo con sus amigos, familia, e incluso con su pareja, le puede asegurar momentos inolvidables y mágicos.

Por eso le invitamos a que conozca ese hermoso lugar paralizado en el tiempo y viva la experiencia de estar en el cálido corazón de Bogotá.

Redacción por: Geraldin Guevara

Deja un comentario