Desde la creación del daguerrotipo las cámaras han evolucionado para facilitar a los fotógrafos su transporte brindándonos más comodidades junto con nueva tecnología a través de los años.

Los que estudiamos fotografía por lo general aspiramos a tener algún día una cámara Full Frame o deseamos manejar las cámaras de placa que son realmente grandes, sin embargo, cada cámara está diseñada para diferentes tipos de situaciones y en este articulo vamos a examinar porque las cámaras Mirrorless están haciéndose un espacio en el mercado fotográfico.

El atractivo de una Mirrorless se centra primeramente en que es discreta, pesa poco y tienen prácticamente las mismas funciones que una réflex tradicional (objetivos intercambiables, por lo que la hace muy deseable para fotografía de calle, paisaje y retrato. Esto lo logran eliminando el espejo y el pentaprisma que poseen todas las réflex.

Pero si tienen lo mismo que una réflex tradicional, ¿Porque no le han implementado el sistema para todas las cámaras?

La ausencia de espejo y pentaprisma afectan también el tipo de foco automático de la cámara usando un tipo de autofocus llamado sistema por contraste (se basa en que el contraste de una imagen es mayor con bordes más definidos cuando está correctamente enfocada) por lo que la cámara trabaja directamente con la imagen de la escena y sus diferencias de luz, sin utilizar los puntos de enfoque lo que hace que el procesador tenga que trabajar con mayor información haciendo que una mirrorless sea más lenta que una réflex.

Por ahora las cámaras Mirrorless no poseen tanta variedad de objetivos y accesorios, son un poco más lentas, pero sabemos que, con el paso del tiempo y el desarrollo de la tecnología, estas cámaras no van a tener nada que envidiarle a las réflex.

Escrito por: Gabriel Briceño

Deja un comentario