Los festivales se han convertido en una parte esencial de la vida de los Millennials y Centennials, por ello, si hay algo que fotografiar son estos grandes eventos con shows increíbles. Sin embargo no es nada fácil, así que chekea estos trucos que te ayudarán un montón a conseguir una tomas de impacto.

 

Encuentra la luz y trabaja de la mano de ella

 

Uno de los elementos un poco complejos de trabajar en este tipo de fotografía es la luz, o porque hay demasiada o porque no hay, ese es el reto. Bart Heemskerk fotógrafo reconocido de festivales lo resume en esta frase «Nunca sabes cómo va a ser la iluminación, y eso es una de las partes más divertidas de ser fotógrafo de conciertos. No te queda otra que trabajar con la luz que tienes»

 

Para jugar con la iluminación es recomendable que estés en movimiento, intenta hacer tomas desde distintos lugares, si lo haces en un solo lugar la luz siempre estará fija en un elemento o parte del artista, así que sácale provecho desde otra perspectiva.

 

Cuando vayas a fotografiar a un artista reconocido, procura ver sus shows antes por internet para conocer su dinámica en el escenario, con eso ya puedes hacerte una idea de cómo plasmar las fotos.

 

Se creativo con el encuadre 

 

Rompe los clichés de la fotografía de festival, siempre vemos al artista en la mitad de la foto, haciendo zoom a sus expresiones y  las mismas poses. No está mal, pero debes ser más creativo y marcar la diferencia. 

 

Encuadra por la derecha, por la izquierda, realiza un plano picado, contrapicado, fotografia al público, al resto de la banda, los instrumentos, haz una panorámica y  cuenta toda la escena con tus fotografías, si vas a encuadrar al artista en el centro es porque este va realizar algún acto o acción en específico.

 

 

 

 Captura los mejores momentos del show 

 

Un truquito super bueno es utilizar la camara en automatico y el enfoque en manual, con eso tendras mas facilidad a la hora de que el artista se mueva mucho y te ayuda en la nitidez del sujeto incluso cuando corre en el escenario. Una de las cámaras más recomendadas para este tipo de trabajo es la PowerShot SX740 HS de Canon en lo posible con lentes gran angulares para captar todo lo que sucede en el evento.

 

En los ajustes de la cámara puedes seleccionar la opción de avance y seleccionar el continuo de alta velocidad. Esto te permitirá seguir haciendo fotos mientras mantengas el obturador oprimido.

 

«Suelo usar el modo de disparo continuo por si se cuela una mano delante de la cámara o el cantante cierra los ojos», afirma Bart. «Un salto de Eddie Vedder de Pearl Jam, por ejemplo, dura un segundo, y es algo que quieres capturar sí o sí. Pero cuando se trata de un cantautor, alguien detrás de un piano o un artista que está justo detrás del micrófono, puedes utilizar el disparo individual. Basta con encontrar el momento adecuado».Bart Heemskerk.

 

La clave para fotografía de festivales

 

El elemento clave acá es lograr capturar la esencia del festival, se debe plasmar tal cual el público lo experimenta, no como lo ve el fotógrafo, todo lo que lo compone su público, sus artistas, el ambiente, las actividades, cosas peculiares, gente haciendo malabares, comiendo, decoración, todos estos elementos mostrarán la magia de vivir una experiencia como estas.

 

¡Y por supuesto disfrutarlo al máximo!

 

Escrito por: Angie Puche Angel.

 

Deja un comentario