Anatomía de una foto: «Y olvidar la manera de volver», por Alberto Benavides.

By enero 27, 2014 Artículos
Fotógrafo: Alberto Benavides

Fotógrafo: Alberto Benavides

Una silueta de una joven corriendo por el arcén de una carretera. Un punto de vista bajo y con mucha profundidad que nos permite ver al final, detrás de la silueta otros elementos como unos edificios en el horizontes, envueltos en una niebla, otra pequeña silueta diminuta, muy lejana y unos pájaros que cruzan el plano y añaden interés.
Lógicamente cuando lees el título empiezas a conectar esos elementos y desentrañar un significado. Una huida clara, una escapada envuelta de misterio, incluso de temor, intentando poner tierra de por medio. Reconozco que los elementos de la imagen se aprecian poco naturales, claramente insertados y que, en un primer vistazo, chocan un poco. Luego, todo cobra más sentido, aunque mantiene una intriga que me llevó a contactar a su autor para conocer un poco más sobre la foto.
Datos EXIF:

  • Cámara: Sony SLT A37
  • Objetivo: Samyang 8mm f/3.5
  • Exposición: 1/640 s
  • Abertura: f/8
  • Sensibilidad: ISO 100
  • Fecha: 8/12/2013
  • Localización: Valle del Retorillo (Castilla y León).

El fotógrafo Alberto Benavides nos explica:

«La foto la tomé el pasado 8 de Diciembre en Valle del Retorillo, entre Palencia y Villada. Me paré en el camino porque a esa hora, sobre las 10 de la mañana, estaban todos los campos helados y había bastante niebla.

Hacía tiempo que tenía en la cabeza realizar una foto en la que una persona saliera de una intensa niebla huyendo de algo, así que puse a mi hermana a correr por el arcén hasta que conseguí la toma con el punto de vista que buscaba y la posición de la persona.

Todos en algún momento hemos estado en algún lugar o alguna situación en la que hemos estado incómodos y hemos querido salir de allí a toda costa, así que eso es lo que pretendía transmitir. En ningún momento me plantee que la foto no fuera en blanco y negro, se perdería la sensación de misterio y tenebrismo que quería causar, no hubiese funcionado bien. Ya tenía la idea en la cabeza desde hacía tiempo, y a la hora del revelado quise dividir la escena en tres planos.

En el fondo, los edificios no representan una ciudad concretamente sino un lugar o situación del que en este caso se pretende escapar. La silueta humana hace referencia a los vínculos con las personas. En el plano intermedio añadí la bandada de pájaros para transmitir una intención de cambio, causando también sensación de movimiento en armonía con el movimiento de la persona. Y en el primer plano, con la luz procedente de la derecha, añadí un destello con el que quise representar lo que se supone habría al final del camino, algo diferente a lo anterior, mejor o peor, pero diferente.»

Fuente: http://goo.gl/2bbrfH

Deja un comentario