Anatomía de una foto: «Hamer girl», por David Navais.

By enero 24, 2014 Artículos, Tutoriales
"Hamer girl", por David Navais

«Hamer girl», por David Navais

Una fotografía de una niña africana con una luz magnífica, una expresión potente pero tranquila y una cuidada composición. Son las tres principales características que me despertó la atención de esta foto de David Navais.
De título “Hamer girl”, se trata de un retrato cuidado al detalle. La ambientación y la organización de los elementos evidencian un gran trabajo detrás.Viendo la información de la fotografía, se aprecia que se trabajado con un equipo de iluminación y, por tanto, no es la típica foto improvisada en algún rincón de África. La niña posa con una mirada expresiva pero cálida y relajada. Y conseguir eso no es fácil, sobre todo si tiene que preparar el equipo de iluminación y lo que conlleva la captura.
El hecho de que la luz natural sea escasa (se aprecia en el horizonte la puesta de sol), con unas nubes oscuras obliga al uso de luz artificial para destacar los detalles de la vestimenta de la niña y los troncos que forman parte del atrezzo.
Y como se intuye ese elaborado trabajo detrás con un estupendo resultado, por cierto, nada mejor que su autor para contarnos cómo realizó la fotografía y demás detalles.

Datos EXIF

Cámara: Nikon D300
Objetivo: Sigma 28mm f/1.8
Exposición: 1/2000 s
Abertura: f/2.8
Sensibilidad: ISO 400
Fecha: 19/8/2013
Iluminación: Flash SB700 + Trípode Manfroto de viaje para el flash + Softbox Ezybox de 60cm. Sistema King Pro de PixelKing para el disparador remoto del flash.

Y David nos explica con profusión y detalles su fotografía:

«Para Etiopía descubrimos que el tema fotográfico, especialmente en el sur de Etiopía, es complicado, debido a la explotación en este sentido que sufren muchas tribus. Complicado me refiero a que no es como otros países dónde puedes ir con la cámara 24h colgada del hombro, investigando, preguntado, hablando con la gente y tomando fotos. En el sur de Etiopía relacionan fotografía con dinero (culpa nuestra no suya) y es prácticamente imposible hacer fotos espontáneas sin armar un circo a tu alrededor. Sabiendo esto decidimos desde meses antes del viaje que enfocaríamos el proyecto fotográfico utilizando la técnica de Strobist, ya que la mayoría fotografías serían preparadas con ellos. Desde entonces buscamos el material que mejor se adaptase al tipo de viaje y fotografías que buscábamos. ¡Y también practicamos mucho! para ir a Etiopía con la lección bien aprendida, y menos mal porque el montaje sobre el terreno era una locura!

Creo importante remarcar que definimos el viaje en función de las fotos que teníamos en mente, pero también éramos conscientes que no queríamos ser intrusivos con la gente. Creemos que el respeto y la relación con las personas que fotografías es esencial, tanto como ética personal como para obtener unos buenos resultados. Como por desgracia el tiempo es limitado en estos viajes, en lugar de intentar visitar muchas tribus diferentes elegimos dedicar el máximo tiempo para estar con cada una de ellas, en total estábamos unos 3-4 días acampados viviendo con cada una de ellas, la niña de la fotografía es del pueblo de Dlbeno de la tribu de los Hamer.

Como ponerse a fotografiar en ese entorno era bastante complejo y estresante (mucho mejor la relación con los locales cuando no había cámara por medio) elegíamos muy bien los momentos para fotografiar. Una o dos horas al amanecer y lo mismo al atardecer, esto básicamente debido a que buscábamos el mayor efecto dramático para el cielo y la iluminación. También se debe a la limitación de potencia que tienen los flashes (en este caso un Nikon SB700) imposible de subexponer el cielo a mediodía por ejemplo. Por lo demás la foto no tiene mucha complicación técnica, un flash con softbox desde la parte superior frontal izquierda con los últimos rayos de sol hacia el fondo para ganar un poco de contraste en el perfilado de la silueta. Y sobre todo una niña encantadora y guapísima con un arte para posar que ya les gustaría a muchas modelos profesionales. Ah y una asistente con mucha paciencia ayudándome con la colocación del softbox, también esencial.»

Fuente: http://goo.gl/X55YZb

 

 

Deja un comentario