La Alcaldía Mayor de Bogotá pone en marcha algunas medidas para garantizar que, del 20 de enero al 18 de febrero, la temporada taurina y las manifestaciones que puedan originarse transcurran con total tranquilidad.

Cuatro anillos de seguridad en los alrededores de la plaza de toros de Santamaría, 2.000 agentes de la policía y del CTI, junto con gestores de convivencia, se encargarán de la protección de los aficionados durante los festejos que se alargarán hasta el 18 de febrero, cada domingo.

La zona estará bajo el monitoreo permanente del helicóptero Halcón, drones de la Policía Metropolitana, 2 Puestos de Mando Unificado (PMU) y la Personería Distrital.

Por otra parte, la Secretaría de Movilidad autorizó cierres viales para facilitar el acceso a la plaza y la movilidad de todos los ciudadanos.

Habrá cierres totales en las carreras Décima y Séptima, entre calles 24 y 34; carrera 13, entre calles 24 y 33; carrera Séptima, entre calles 24 y 34; carrera 5, entre calles 29 y 26 b; carrera 9, entre calles 24 y 22; calle 32, entre carreras Séptima y 13 a de 11:00 am a 7:00 pm.

Además, 5 rutas duales y 3 rutas troncales tendrán desvíos durante todo el día, desde la calle 6 hasta la calle 39 por la avenida Caracas.

Pese a su oposición al maltrato animal, la administración de la capital promete acatar la orden de la Corte Constitucional, en sentencia T-296 de 2013, de restituir la Plaza La Santamaría como un escenario taurino.

En contraste, Felipe Negret, presidente de la Corporación Taurina de Bogotá, estableció que en el 2017 los taurinos le dejaron a la ciudad 2.100 millones de pesos en ganancias. “De cada peso que paga el asistente a los festejos, el 34% va para el Distrito, y se invierte en el mantenimiento de parques y construcción de nuevos escenarios deportivos”.

Escrito por: Diego Lagos Penagos.

Deja un comentario