Situado en la calle 145 con 9, este parque no es muy grande, pero tiene todo lo que puede hacer felices a unos jóvenes, o niños, o adultos, que quieran practicar algún deporte y disfrutar de la naturaleza. Hay  una cancha de futbol con pasto, donde a menudo se encuentran chicos y chicas entrenando;  tres canchas de cemento, en una de las cuales se practica baloncesto, y en otra se dan clases de patinaje en las tardes. Hay también una zona donde se puede hacer ejercicios, una zona para niños, con columpio, pasamanos, etc.

Pero lo más atractivo del Parque de las Rampas, son, como su nombre lo indica, las rampas.

Durante toda la semana pero sobre todo los sábados y domingos, llegan chicos y chicas de cualquier edad con patines, skates  y bicicletas practicando y divirtiéndose. Y hay lugar para todos: una cancha es para los que practican roller extreme, con su  casco, rodillera, codera, y sus patines en línea, desafiando  las leyes de gravedad, haciendo piruetas, y a veces aguantando los duro golpes de algún movimiento equivocado.

En otra cancha se divierten los que prefieren las tablas. Y no faltan los que quieren arriesgarse con la bicicleta.

Entre todos estos, hay algunos jóvenes que por su constancia en el practicar, han logrado primeros puestos en competencias importantes.

Y los que no se atreven a montarse en patines o tablas, o bicicletas, tienen  la posibilidad de disfrutar de un espectáculo sorprendente, y en vivo, que los dejará admirados.

Escrito por: Agnese De Luca

Deja un comentario